DISCURSO A JOSEFINA (*)

DISCURSO A JOSEFINA  (*)

                                                                                                                                      Palabras de Marciano Durán.
                                                                                                                      Director de Cultura de Maldonado.
                                                                                                                                     Apertura de la Primera  Bienal
                                                                                                                                                  de Educación Artística.
                                                                                                                     Cine Teatro Cantegril, setiembre 2012.
 
 

 
Bienvenidas… bienvenidos a la Primera Bienal de Educación Artística.
Bienvenidos a Maldonado.
Bienvenidos a Uruguay.
 
Usted no sabe señor Ministro, la alegría y el orgullo de este director.
 
Ha llegado el día, estimado Samuel, finalmente ha llegado el 17 de setiembre y créame Salomón  que nos emociona mucho esta instancia.
 
Permítanme compañeros de mesa, en este momento de disfrute  apartarme unos minutos del protocolo.
Serán solo 8 minutos.
Permítame Señor Intendente alejarme unos minutos de lo formal.
Permítanme compañeros Directores de Cultura de las intendencias de este país que hoy llegaron a Maldonado… déjenme elegir a otros destinatarios para las palabras que se vienen.
 
Déjenme hablarles a las niñas y a los niños que nos acompañan hoy, que nos acompañan siempre desde la Educación Artística.
 
Déjenme eliminar algunas palabras de cuatro silabas y algunos conceptos rebuscados y permitan que los niños y adolescentes sean los destinatarios de este mensaje.
Déjenme hablarles a ellos.
 
Josefina, allí, segunda fila.
Hola Josefina.
Déjame contarte dos o tres cosas.
Hagamos de cuenta que no están estos señores de traje y corbata, y estas luces, y estos micrófonos  y que es domingo, y que te habla el tío o el abuelo.
Hagamos de cuenta.
 
Hoy a la tarde nos acompañaron Celio Turino y Jorge Melguizo
Están acá ahora, cerquita de donde estás sentada.
Ya sé, no tenés porque conocerlos.
 
Celio es un brasilero.
Cuando yo tenía tu edad el Celio del Brasil que conocí  era otro: Celio Tabeira Filho.
Jugaba al futbol en Nacional.
Y como aquel, que se adelantaba en el área a la hora de hacer goles, este Celio, el de ahora, – el Turino- ha demostrado que  también se le adelanta a otros y que también es un gran goleador.
 
Lo que pasa Josefina, es que Celio, como si fuera un bichito pequeño se metió en el alma de otros gurises de otros países  y después que salió de allí adentro nos habló de cosas que funcionan y nos habló de cosas que deberían funcionar.
 
Hoy nos decía  que además de cultivar flores, hortalizas y eucaliptos también debemos cultivar el espíritu.
Y nos decía  que en el arte se aprende a vivir con libertad y respeto.
Y yo quería  hablarte de eso, Josefina.
De las horas que dejás en el Paseo San Fernando cuando vas a estudiar ballet.
De las horas que dejan tu padre y tu madre cuando te llevan, te esperan o te van a buscar.
 
Tal vez no lo puedas medir ahora, tal vez hoy no puedas,  pero te juro Josefina que te estás educando en libertad, que te estás educando en valores, que serás mejor persona que si resolvieras quedarte en tu casa a ver televisión.
 
Cuando haces una primera, cuando tu prima saca su violín del estuche, cuando tu hermano se mancha los dedos con acuarelas empiezan inevitablemente a ser mejores personas.
 
Podría contarte de muchos hombres y mujeres que conocés que son seres más libres, más felices, más plenos a partir de un pericón, de un retrato o de una poesía.
 
Hace menos de un mes, en este agosto que pasó -como todos los años- los uruguayos nos propusimos  ser felices abrazados de los recuerdos.
Noche de la Nostalgia.
Apenas terminó -ahora en setiembre- nos disponemos a ser felices cuando viajemos, cuando salgamos, cuando llegue el calor, cuando podamos.
Y el ser felices cuando podamos, vale solo para los jardineros.
 
Yo quiero hablarte de la posibilidad de ser feliz on line.
Ahora.
Ya.
Ni ayer ni mañana.
En la zamba, en el monólogo, en un giro, en un paso, en una cerámica, en una canción.
De ser feliz, Josefina.
Que de eso se trata la vida.
De ser feliz.
 
Dejame contarte.

Turino dijo mas cosas.
Dijo:
“Cultura: direito do povo, dever do Estado.
Cultura Derecho del Pueblo, deber del estado.”
 
Mira Josefina, esas horas en que estás yendo a nuestro Paseo San Fernando, esas horas que estas destinando a aprender a bailar, no solo se transformaran en habilidades.
 
Cultura, derecho del pueblo, deber del estado.
No voy a dejar  pasar esa frase.
 
Un objetivo: el arte.
Arte como habilidad, creación, belleza, convivencia.
Arte del bien vivir.
 
Miren gurises, el arte nos hace libres, nos hace mejores personas, nos enriquece el alma y el espíritu.
Josefina, dejame contarte a vos y en vos a los 9039 compañeros tuyos.
¿Sabe Ministro que son 9040 los estudiantes de Educación Artística en Maldonado?
Dejame contarle a la gente que vino hoy, de tu compañero Carlos.
Carlos  que tocando la trompeta se fue a Estados Unidos y allá está, desde  nuestra Escuela de Música a Nueva York.
A trompetazo limpio.
Feliz, loco de la vida en Manhattan.
 
Dejame contarles de Nataly que se fue para Europa y allá recorrió con su chelo las salas de España. Dejame contarles Josefina, que Nataly se paseó con su danza, con sus boleadoras y con su chelo y no solo nos representó de la mejor manera, sino que disfrutó,  volvió crecida, volvió sonriente y su sonrisa no cabía en el despacho de este director cuando volvió de España y cuando volvió de México.
 
Dejame contarles de todos tus compañeros que llegaron a Niteroi donde dejaron como testimonio un mural, con identidad de Maldonado.
Dejame contarles que Ricardo, ex docente de guitarra de nuestro  Conservatorio de Música de Maldonado, actual docente de la licenciatura y Maestría en Música de la Universidad de Minho en Portugal, nos hablará mañana por video Conferencia desde Portugal.
 
Dejame hablarles de Luz del Alba, nacida en Punta del Este, la primera soprano uruguaya, orgullo de Maldonado y de Uruguay. Embajadora cultural de nuestro país en el planeta.
 
 
Dejame hablarles Josefina, de tus dos compañeros que hoy integran el Cuerpo de Ballet del Sodre junto a Julio Bocca, de los que participan en la Escuela Nacional de Canto Lirico, de los que ya egresaron de la Escuela de Música y participan de festivales de rock, del Proyecto Sonantes y de Sembrando Talentos.
De tus compañeros que hoy son becarios contratados en la Orquesta Departamental de Maldonado
Dejame que con orgullo les cuente a ellos de la enorme cantidad de premios que han obtenido en estos años: Premios Fonam, Premios ISUSA, Premio María Freire, Premios  de Teatro, Premios en letras, Premios Fondos Concursables, Premios Pro cultura.
 
Pero mucho más que eso, dejame hablarte de otros premios.

Dejame decirte que este camino que has resuelto transitar te llevará a un mejor lugar.
Te hará mejor.
Te hará más libre.
Te hará más feliz.
Que de eso se trata.
 
Nosotros en Maldonado tenemos claro que este trabajo en torno a  la educación artística es una apuesta por la convivencia.
Es una apuesta a relacionarnos mejor con los vecinos, con nuestros padres, con nuestros visitantes.
 
Es la clave: cultura ciudadana.
Solo se llega a ese lugar  en “Estado del Arte”, cultivando el espíritu
Nos hemos propuesto en Maldonado, Josefina, estar muy atentos a esto.
Generar los espacios para la creación…para la libertad de la creación.
 
Aprender a vivir con libertad y con respeto.
Porque queremos un departamento, un país, un continente donde puedas vivir mejor.
Y estamos seguros que este es el camino.
 Queremos un Maldonado con alta calidad de vida, pero no solo con lo que lo que algunos  adultos llaman alta calidad de vida: autos, plasmas y celulares.
 Para nosotros,  para la Intendencia, la alta calidad de vida pasa por la dignidad.
Yo se que puede ser un concepto difícil de entender a tus doce años
Lo que quiero decir es que quiero que seas una mujer con dignidad, con libertad, con poder creador, que puedas decidir por ti misma.
Que el mismo respeto que tengas de vos misma, lo tengan también los otros.
Queremos construir ciudadanía, ciudadanía cultural, para generar oportunidades sin preguntar quién es tu padre, de que barrio vienes, o a qué partido vota tu familia.
 
¡Tienes derechos!
¡No es un regalo de esta administración!
¡Tienes derecho a ser feliz y a serlo desde la música, desde el teatro o desde la pintura!
 
Mira Josefina, hace unos años leí en un libro una frase y me la creí.
Decía “Mis derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás”.
Y con el tiempo descubrí que es solo una frase.
Un cuadrito en la pared, un grafiti, un slogan.
 
Porque si el otro no sabe cuáles son sus derechos es imposible que los míos terminen donde empiezan los de él.
¡Muchos niños de estos países, nacen, crecen y mueren sin conocer sus derechos!
Sin saber que los tienen.
Entonces la frase es tramposa.
 
¡El pie de aquel señor se apoya sobre el pié de ese niño!
El derecho de esa persona no termina donde empiezan los de aquel.
Quienes no saben que tienen derechos difícilmente puedan saber donde terminan.
 
“Cuando la educación se aparta de la cultura, pierde su alma.
Cuando la cultura se aparta de la educación, pierde su cuerpo. 
Juntar cultura y educación es juntar cuerpo y alma”… decía Turino.
 
 
De eso quería hablarte Josefina,  de la educación artística como sinónimo de crecimiento personal y colectivo.
De la educación artística como generadora de esa nueva ciudadanía cultural,
Quería contarte que para nosotros es importante que tengas en estos espacios de formación un momento de aprendizaje pero además y fundamentalmente un espacio de construcción de mejores sociedades, de una sociedad más incluyente, equitativa, de una sociedad mejor en lo humano y lo social. 
 
Por eso desde la Intendencia, desde el estado  apuntamos a que tus profesores no solo sean maestros en una u otra expresión artística.
El proyecto apunta a que tus profes conozcan su comunidad,  conozcan nuestra realidad y estén convencidos de que su tarea no se reduce a la formación pura y dura de la creación artística.
Ya que estamos, dejame hablarles un segundo a ellos.
Dame permiso, por favor:
Necesitamos que Ustedes, hombres y mujeres que se dedican a la educación artística, tengan claro también que su tarea es la de la generación de una nueva y mejor ciudadanía.
 
Que sus alumnos y alumnas no solo deben aprender a manejar unas técnicas o unos conceptos, sino que deben ser niños, niñas y jóvenes que desde el arte conozcan y se acerquen a nuestras múltiples realidades de ciudades, de departamentos, de países.
 Y que Josefina y sus compañeras y compañeros construyan en estos procesos de aprendizaje artístico  nuevas maneras de pensar y de actuar frente a las inequidades, frente a las injusticias sociales, frente a las miserias humanas.
Ustedes, hombres y mujeres entregados a una labor tan maravillosa como la de la educación artística, son -deben serlo- constructores de nuevos ciudadanos, de nuevas ciudadanas, de nuevas y mejores ciudadanías. 

Gracias Josefina por venir hoy, gracias Josefina por venir todos los días. Te quiero mucho.
 
 Marciano Durán
Setiembre 2012
 
 
 
 
(*) Título de Celio Turino y Jorge Melguizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *