AYER RECIBÍ UNA CARTA…

11 mayo, 2017 Sin categora no comments

 

Por las persianas entornadas de mi casa, se escapa inevitablemente el orgullo… y los vecinos tratan de entender qué está pasando en la casa amarilla de los cipreses altos.
Por la chimenea larga de mi casa se trepa la emoción y se derrama sobre el techo, como si fuera la espuma del lavarropas y mis gatos huyen asustados para el techo de al lado.
Por debajo de la puerta del frente de mi casa se filtran algunas chispas de felicidad y los gorriones saltan hacia la calle a mirar desde allí espantados.
A bocanadas el honor invade nuestra vivienda y todos nos miramos confundidos.
Este marciano está feliz por las cosas que le pasan.
Es que…
…AYER RECIBÍ UNA CARTA DIRECTA DE CANADÁ.

Y en esta carta que llega por el correo temprano me cuentan de… “la celebración del Día de Uruguay en el marco de los festejos por los 150 años de la Confederación canadiense”
Y me cuentan que el 1º de julio Canadá empieza con los festejos y que el gobierno de la ciudad, con el apoyo del gobierno federal lanzó el programa “Ottawa Welcomes the World,” y me dicen que en la oportunidad “las Embajadas residentes mostrarán cada país en un edificio histórico ubicado en el principal centro de entretenimiento de la ciudad.”
Y por la carta recibida y por artículos de prensa leídos nos enteramos que la Embajada de Uruguay en Canadá está trabajando con la Cancillería, el Ministerio de Turismo, el Ministerio de Educación y Cultura y diversos institutos nacionales para presentar un programa: que refleje los distintos valores y riquezas culturales, geográficas, productivas que Uruguay tiene para ofrecer”
Y nos enteramos también que a la tarea de esas instituciones, se ha sumado la comunidad de compatriotas radicados en Canadá que colaboran en la organización del evento.
Y en esa carta me dicen -con la firma del Sr Martín Vidal, Embajador uruguayo en Canadá- que: “nos encantaría poder contar con su participación en este evento, presentando su nuevo libro y manteniendo un diálogo focalizado en los compatriotas pero también abierto al público en general.”.
Y si eso es fantástico… ¡lo que sigue es mejor!
Porque el Sr Embajador agrega que “al suscrito le consta el enorme cariño y respeto que la comunidad de uruguayos radicados en Canadá siente por usted y los gratos recuerdos dejados durante su gira en 2009 por las ciudades de Toronto, Ottawa y Montreal.”
Ese es el premio que uno siempre quiere recibir.
Mucho más que los reconocimientos de periodistas especializados, editoriales encumbradas o críticos literarios (que son bienvenidos todos por supuesto, no dejen de considerar la posibilidad).
Pero EL PREMIO es éste.
Este reconocimiento no tiene gollete.
La frutilla de la torta la coloca en esta otra frase: “En caso podamos contar con el honor de su presencia en este evento aprovecharíamos su visita para organizar presentaciones en las ciudades de Toronto y Montreal.”
¡¿Qué decir?!
Nada, acá es cuando los que trabajamos con palabras, los que las usamos para escribir libros… acá es cuando se nos escapan y tenemos que echar mano a los abrazos, a los apretones de mano o a los besos (que en la ocasión rinden mucho más)
¡Allá voy Canadá!
Y no es el viaje el que me desvela; es cómo, por qué, a qué, por quiénes y para qué.
No es el libro el que no me va a dejar dormir esta noche; es el rencuentro con la diáspora, con los uruguayos, con La Fulera, con la Pasiva, con la gente del consulado de Montreal, con los canadienses, con Mano con Mano, con el Teatro Libre, con el Club Uruguay-Toronto, con la gente de la embajada, con el Grupo Ibiray ,con los locos que corren en aquel país, con la gente del Consulado de Toronto, con el Tordillo Pintos y su familia, con los argentinos, con la comparsa de compatriotas, con los chilenos y con la gente del Consejo Consultivo.
¡Qué tremendo honor!
¡Allá vamos Canadá!
Hoy mi casa no es la misma… los vecinos no entienden nada y mis nietos no dejan de mirar la sonrisa que se me instaló en la cara.
Marciano Durán,

About the author

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *