ASAMBLEA DE COPROPIETARIOS EN PUNTA DEL ESTE

–Buenas noches, señores consorcistas. Si hacen silencio vamos a comenzar con la Asamblea Anual de Copropietarios de nuestro edificio.

–Sr. Presidente, yo quisiera decir algunas palabras respecto a nuestra copropiedad.

–Tiene la palabra Claudio, el propietario del Apartamento 308.

–Gracias Sr. Presidente. En mi condición de argentino veraneante en Punta del Este, antes de comenzar esta asamblea quiero hacer mención a la hermandad rioplatense y especialmente al trato que recibimos de los vecinos uruguayos que tienen apartamentos en este edificio. Queremos saludar a nuestro administrador -una persona de bien-, al portero y su familia, a las mucamas, en fin, a cada uno de los uruguayos que hacen más placentera nuestra estadía. También quisiéramos proponer cambiarle el nombre al edificio y que pase a llamarse “Hermanos del Río de la Plata”. Hemos traído este cartel con el nombre, que le entrego al vecino uruguayo. Quiero que conste en actas, Sr. Presidente.

–Gracias Sr. Propietario del apto 308. Tiene la palabra Oscar, el propietario del apartamento 1703.

–Gracias, Sr. Presidente, yo también quisiera expresarme al respecto. Para nosotros, los uruguayos que vivimos en esta copropiedad, es muy grato recibir a los hermanos argentinos. Quiero entregar este ramo de rosas a la esposa del hermano argentino. Con ellos compartimos nuestros espacios comunes como por ejemplo el hall, la cochera y el palier … a propósito… quisiera aprovechar para recordarle al vecino y hermano argentino que no deberían tirar papeles en el palier de su apartamento porque de alguna manera el palier lo comparte con nosotros. Bastante tenemos con el olor a cigarro que sale de allí. Yo le recuerdo que el consorcio resolvió el año pasado poner papeleras en el palier. Usémosla, por favor, hermano argentino.

–Yo preferiría no hablar de papeleras Sr. Presidente. Si al hermano uruguayo le molesta el olor a cigarro debería fijarse primero en el olor que tendremos que aguantar cuando empiecen a funcionar las papeleras en Fray Bentos.

–Sr. Presidente, no fue mi intención molestar a nuestro hermano argentino, a quien aprecio …eeeh… bastante. Si hubiera tenido intención de molestarlo le hubiera preguntado hasta cuándo piensa usar el ascensor principal para subir y bajar el perro apestoso que tiene. Pero no discutamos, porque tenemos muy pocas diferencias entre nosotros. El río nos une y no nos separa, somos casi iguales, solamente tenemos matices, por ejemplo… nosotros no le pinchamos los teléfonos a Nin Novoa, ni andamos golpeando fotógrafos por la calle como Charly García o el nieto de la Legrand, ni tenemos un presidente prepotente que se lleva todo por delante, ni cortamos las rutas.

–Gracias Oscar. Pasamos a tratar el primer punto del orden del día: Aprobación de la Gestión de nuestro Administrador. Tiene la palabra el Sr. Edson.

–Sr. Presidente, antes que hable Edson quiero hacer referencia a lo que expresó recién nuestro amable vecino uruguayo. Más que nada porque nosotros -basados en el cariño que le tenemos a esta provinc… perdón, a este país- nos hemos cuidado mucho de decir –por ejemplo- que a la sobrina de él la están trayendo de madrugada y prácticamente la depositan en el ascensor en un estado lamentable. Y… ¿por qué lo sabemos? Porque nuestro sereno no para de contar todo lo que pasa en esta copropiedad. ¡Propinero como todos los uruguayos! Un día está bien con un propietario y al otro día está bien con otro, claaaro… está siguiendo el camino de Tabaré, que un día te arma el Mercosur y a la semana siguiente te lo apuñala y encara negaciones bilaterales con los Estados Unidos. ¡¡¡Un Estados Unidos, Sr. Presidente, con el que se enfrentaron siempre!!! ¡¡Y claaaro que vamos a seguir cortando las rutas, porque cortar las rutas es un derecho legítimo, sagrado y consagrado, Sr. Presidente!!

–Entonces nosotros vamos a hacer una vaquita y vamos a llevar 20 o 30 desocupados para armar un piquete de este lado del puente para que ustedes no puedan volver. Y vamos a armar otro piquete en territorio argentino en la salida de Gualeguaychú para que no puedan salir los de esa ciudad neo-ecologista. ¿Y sabés lo que va a pasar? Como a los gusanos que les ponés panceta, van a tener que salir para este lado porque nosotros el corte no lo vamos a levantar. ¡¿Y sabés por qué?! Porque cortar rutas es un derecho legítimo, sagrado y consagrado ¿Entendiste pelado?

–Sr. Presidente, parece que al amigo uruguayo le salió el tupamaro que todos ellos tienen adentro.

–Tiene la palabra Oscar.

–Yo soy uruguayo, pero a los tupamaros no los voté.

–Si es por eso yo tampoco voté a Kirchner, Oscar.

–A ver… ¿Qué fue lo que ganó el uruguayo Drexler el año pasado?

–¿El Óscar a la mejor música?

–Entonces….si sabés que se dice Óscar ¡¡¿por qué te empecinás en decirme Oscáááár?!! Otra cosa, no creas que es una casualidad que se hayan empezado a mover algunas sillas. No es casualidad, Sr. Presidente que los uruguayos de este edificio se estén sentando en este momento junto a mí. ¿Por qué? Porque esa actitud prepotente del porteño del 1806 de cocinar con la puerta abierta y de correr los muebles a la hora que dormimos la siesta, esa actitud no nos va a amedrentar, Sr. Presidente.

-Mirá nabo -y le pido disculpas a los nabos por esta comparación- seguro que a cualquier hora que corramos los muebles vas a estar durmiendo, porque ustedes los uruguayos lo único que hacen bien es dormir la siesta y tomar mate por la calle y… ¿cuál es el mérito de que se te siente al lado el administrador que nos está robando desde hace cinco años y se metió en el bolsillo el diez por ciento de cada trabajo que inventó en el edificio? ¿O no te diste cuenta de que pintó tres veces la piscina este año?

–¿Y…? Se habrá despintado.

–¡¡¡No tenemos piscina, estúpido!!!

–Les pido por favor que no dialoguen y que pidan la palabra. Sí…Sr. Edson, puede hablar usted.

–Primero yo, Sr. Presidente ¿Que pidan la palabra? Será lo único que pueden pedir los argentinos, porque estos son de manotear, de pasarte por arriba, como el Giordano ese, explotador de menores. ¡Pero acá no juegan, Sr. Presidente! ¡Acá terminan en cana, él y todos los prepotentes que estacionan las 4 por 4 en cualquier lugar en la cochera y ocupan espacios de circulación!

–El que va a explotar soy yo tarado ¿o todavía no te has avivado de que son una provincia argentina? Y ya que estás al lado del portero, preguntale si él también tiene hora argentina, porque se está levantando con la hora nuestra. Y decile también que se dedique un poquito al edificio, que lo único que hace es alquilar apartamentos.

–Sr. Presidente, bien que le gustó a él y a vos mismo, Sr. Presidente, que el portero te alquilara el apartamento y que no tuvieran que pagar comisión a la inmobiliaria vos y la porteña del 1506 que escucha la música a todo lo que da y no hay quien duerma.

–¡¡Pero daaaale con la dormida!!! ¡¡¿Por qué no disfrutan de la visita de los nacidos en la tierra de Cortázar, Gardel y el Che?!!

–¡¿El Che?! Aaaah… ¿Recién no votabas al pingüino y ahora te sirve el Che? ¿No te diste cuenta de que el Che se rajó apenas se avivó de donde había nacido? ¿Cortázar? Pero… ¿no sabés que Cortázar nació en Bruselas y Gardel en Tacuarembó?

–Sres. Consorcistas, les suplico que guarden la calma. Lo de Gardel había quedado claro en la asamblea del año pasado. Recuerden que consta en el libro de actas que habíamos convenido que nació en la Isla Martín García.

–Ladrón García tendría que llamarse esa isla, porque esa isla nos la robaron, como nos robó el propietario del 1606 que avanzó con la carpintería de aluminio al balcón sin autorización y se quedó con metros comunes que pertenecen a la copropiedad y ni siquiera paga más contribución porque nunca declaró nada en la Intendencia. Y no me mirés así, a vos te hablo, al que está abrazado de la gorda con várices. Sí, vos, el de la camisa ridícula.

–¿Contribución? ¿Cuál contribución? ¡Guampudo en cuotas!! ¿La que aumentó un 10 por ciento el comunista arrepentido que el año pasado me pintó el apartamento y ahora se quiere quedar con él? ¿No se dan cuenta que a los uruguayos les falta categoría? Son más ordinarios que esta asamblea ¡Cuelgan las toallas en los balcones y ponen el colchón a secarse! Sí, sí, es a vos que te hablo, al del peluquín amarillo que quedó afuera del mundial.

–Por favor le pido al Sr. Óscar u Oscar que suelte el lampazo a fin de tener una asamblea en paz. Tiene la palabra el Sr. Edson.

–Antes quiero decirte que voy a soltar el lampazo cuando ellos larguen los paraguas.

–Si tenemos paraguas es por el tiempo de mierda que hay en Punta del Este. ¿O no te diste cuenta de que inauguraron un reloj de sol y hace 15 días que llueve, infradotado?

–¡Si quedamos afuera del mundial es porque no arreglamos los partidos como lo arreglaron ustedes en el Mundial del 78, ganso!

–¿O como lo arreglaron ustedes cuando nos dejamos ganar para que fueran al mundial de Japón, porque nos daban lástima? ¡Les hemos matado el hambre todo el tiempo!

–Tiene la palabra, Edson De Oliveira Dirceu del apartamento 1309.

-Eu quería decir que si quieren falar de fuchibóu y de un país de verdachi tendrían que mirar un poco mais pra arriba, pra Brasil o país mais grande do mundo.

–¿Qué decís, banana? ¿Vos no sabés que entre Argentina y Uruguay tenemos 28 Copas de América? ¿No te avisaron que siempre les agarró diarrea en las finales con los uruguayos y con los argentinos? ¿No te dijeron que vivís en el país más corrupto del cono sur? ¿Qué decís? Pero… ¿A quién le ganaste, negro jetón? Vení un poquito…. Vení, tostao a rayas … vení para la cochera que te vamos a hacer ver el corcovado…

-¡Óscar, Claudio!

-Podés decirme Oscar.

-Oscar, Claudio…por favor….a los dos les pido….tengamos la asamblea en paz. ¡¡Nooooo! ¡¡¡Con el cartel no le pegueeen!!! ¡¡¡Sepárenlos!!! ¡¡Nooo, alguien que proteja al brasilero de la hermandad rioplatense!!! ¡¡Noooo, con el cartel del edificio nooooo!!

Marciano Durán

2006 Enero

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *