Cambia, casi todo cambia.

¡Buenas tardes señoras y señores televidentes!

¡Bienvenidos al fútbol!

¡Hoy es domingo 9 de abril del 2017!

Tarde de fútbol, tarde de clásico, acá en el Centenario.

Nacional-Peñarol, Peñarol-Nacional se enfrentan esta tarde en el primer clásico del año 2017 por puntos vitales para la definición de la “Copa Tenfield Forever”.

Afortunadamente, a 11 años de haber instaurado las medidas contra la violencia en el fútbol hoy podemos decir sin temor a equivocarnos que ha retornado la tranquilidad a nuestras canchas.

Ustedes están viendo en vuestra pantalla el sector de la Ámsterdam donde se ha construido una pequeña capilla y allí alcanzamos a ver a la hinchada aurinegra haciendo cola para comulgar. Los que ya lo hicieron proceden ahora a desplegar una enorme bandera de Peñarol con la imagen de Benedicto XVI.

Adelante Mario, en las afueras del estadio.

–Gracias Carlos, reportamos desde el ingreso a Tribuna Olímpica. Acá los revendedores de entradas no han tenido mucho trabajo ya que a pesar de vender las entradas más baratas que en boletería, la gente se niega a comprar en reventa. Mientras estos individuos no tienen público, vemos una larga cola frente a las boleterías y en este preciso instante podemos observar como un descuidista se acerca por atrás a unos de los parciales que está en la cola, le mete la mano en el bolsillo de atrás y le deja 100 pesos sin que se de cuenta.

Los tiempos cambiaron Carlos, más de uno de los que llegaron caminando, se encontrarán seguramente con una bicicleta al salir del estadio.

–Adelante Luis en la Tribuna Colombes.

–Gracias Carlos, como puedes ver, acá la Barra Brava de Nacional está repartiendo “El Atalaya Tricolor”, publicación conjunta del equipo bolso y de los Testigos de Jehová mientras escuchamos a los aurinegros que comienzan con los cánticos:

“Vamos vamos manya, vamos

vamos vamos a jugar

(sin importar el resultado)

que esta barra cariñosa

no te deja de alentar

(tanto a ti, como al rival de turno)”

–Están entrando los jueces, señores y señoras; están entrando los jueces y el estadio explota:

“Juez amigo, las hinchadas están contigo.

Juez amigo, las hinchadas está contigo”

–Desde la Colombes nace ahora un canto que es seguido por la Barra Brava de la Ámsterdam:

“Arbitro, mi buen amigo, esta campaña volveremos a estar contigo.

Respetaremos tu honestidad, muchos saludos para vos y tu mamá”

–Los cánticos continúan uno tras otro, porque como ustedes saben las hinchadas aprovechan para cantar antes del comienzo, ya que las disposiciones marcan que hay que observar el encuentro en estricto silencio, como si fuera un partido de tenis.

Una de las razones que obliga a permanecer en silencio es que es necesario escuchar a los líneas que deben gritar bien fuerte: “Orsaaaaay”, “Fueraaaaaa” o “No salióóóóóóó” ya que no se permite más el ingreso de los banderines por temor a que sean usados como armas.

Ahí vemos a los jueces que están pasando frente al talud, y ahora que se han eliminado los alambrados, van trotando y saludando con su mano, golpeando palma con palma, uno por uno a la bullanguera parcialidad tricolor.

–Atento Carlos, acá vemos a la hinchada de Peñarol que arroja pétalos de rosas al pasaje a los jueces y… ¡Atención! ¡Atención! … ¡Está ingresando un parcial! ¡Atención, se está produciendo un hecho inesperado! ¡Está corriendo un hincha de Peñarol derecho hacia el juez y…! ¡Se interesa por la salud de la mamá del árbitro que la semana pasada andaba algo engripada!

Ahora, en nombre de la parcialidad aurinegra le está haciendo entrega de un pequeño misal con los colores amarillo y negro.

–Mario ¿Cómo sigue el ingreso de público en las afueras del estadio?

–Continúa el riguroso control en los diferentes accesos. Ahí puedes ver que están sacando a un parcial que pretendía ingresar con coquitos de paraíso en los bolsillos y se están llevando también a un señor mayor que intentaba pasar fumando.

Recién retiraron a una chica que quiso ingresar con camiseta de Nacional pero sin soutien y en este momento los efectivos policiales proceden a retirar a dos sospechosos de la puerta de acceso a la América que presentan claramente olor a tangerina en las manos. Muchos integrantes de las barras bravas han vestido a sus hijitos con uniformes de policía y otros vienen con trajecitos de jueces de fútbol en una nota de color diferente para estos partidos.

–Falta muy poco para que comience el primer clásico del 2017, en una tarde de domingo algo fría sobre todo porque no se ha permitido el ingreso de bufandas, gorros, guantes, ni abrigos. Hace unos minutos retiraron a un parcial tricolor al que se le encontró una petaca con yogurt frutado y eso ha provocado un pequeño revuelo en zona de Platea América.

Siguen los cánticos de la parcialidad aurinegra:

“Siga el baile siga el baile,
al compás de tamboril,
les vamo’ a pintar la sede,
y a reponer los vidrios que le falten.”

–Desde dos hermosas capillas mormonas dispuestas a un costado de la cancha están saliendo los dos equipos tomados de la mano. Sale Nacional con decenas de mascotas vestidas de Peñarol y los aurinegros salen con mascotas tricolores. Los cánticos no paran, es impresionante, escuchen:

“Bolso hoy te vinimo a ver,
nada de poner testículos, tratá de jugar bien,
te llevamos dentro del corazón,
esta hinchada vería con agrado que no golpearas a ningún jugador”

–Atento Carlos, estamos viendo algo raro acá cerca de nuestras cabinas, sabemos bien que no se permite fumar en el estadio y sin embargo vemos una pequeña columnita de humo junto a la parcialidad alba. Creo que Nacional está arriesgando a perder los puntos en caso de ganar este encuentro.

–No Mario, son el Carloncho y el Rulo que prendieron un incienso de Pachulí con el fin de conseguir paz, armonía, aumentar la prosperidad y obtener un buen desempeño colectivo. Es lo más parecido a una bengala que permiten encender.

¿Qué está pasando en la Olímpica que vemos algún movimiento de las fuerzas del orden?

–Es la policía Carlos, que procede a retirar a un parcial de Peñarol que acaba de eructar delante de un hincha de Nacional. Por lo visto siguen apareciendo inadaptados en nuestros escenarios.

–Los equipos ya están en la cancha. Atrás del arco de Nacional flamea una gran bandera con la figura de Ghandi vestido con la camiseta tricolor. Los técnicos ya se han colocado a cada lado de la cancha, recordamos que en Nacional no pudo entrar a dirigir el veterano Hugo de León porque no posee el curso de Reiki firmado por el Gran Maestro Tsong-Khapa y el anciano Profeta Eugenio Figueredo.

Un poco retrasados porque vienen de clase de Yoga, está llegando otro grupo de parciales chiflando la marcha de Nacional, ya que se han prohibidos los bombos y los tambores. La buyanguera y chifladora parcialidad llega con un gran cartel que dice “Que gane el mejor”.

Está por comenzar el partido, los parlantes comunican a las hinchadas que deben sentarse y callarse la boca.

Las barras bravas de ambos equipos se sientan inmediatamente y el silencio es impresionante.

Comenzó, comenzó el primer clásico del 2017. Se va Carriquiri, se va Carriquiri hacia el arco contrario, primera jugada del encuentro y ya va camino al gol. Se va Carriquiri, puede ser la apertura. Nadie lo marca por temor a golpearlo. Avanza peligrosamente hacia el arco contrario y sin querer golpea levemente con su pierna derecha a Núñez.

Carriquiri abandona el esférico y vuelve a ver como está Núñez.

El juez entrega una plaqueta de homenaje a Carriquiri.

Comienza a caer la noche, se encienden las luces del estadio, lo que le da una tonalidad diferente porque se le ha agregado papel celofán rosado a los focos y resulta muy agradable ver a las monjitas alcanza pelotas trabajando incansablemente en los costados de la cancha.

Saca del fondo Lamorte, la pelota deriva para el centro delantero tricolor, avanza Visiconde con balón dominado y….¡Lo tocan cuando entra al área! ¡Penal, penal para Nacional! El juez acaba de cobrar penal, pero se produce una fuerte discusión entre el 9 tricolor y el árbitro. El atacante asegura que se pisó el cordón y que no lo tocaron. La discusión sube de tono, el juez le muestra tarjeta amarilla e insiste con el penal.

Visiconde se niega a tirarlo por lo que lo ejecutará Lamorte. Da la orden el juez, tiraaaa…. y el golero se queda con la pel….bueno, el golero de Peñarol pide que se ejecute nuevamente porque dice que sin querer se adelantó. Lo van a tirar de nuevo, toma carrera Lamorte, tiraaaaaa….. gol… goooool … ¡Gooooool de Nacionaaaaaal!!

La hinchada de Peñarol se viene abajo, es un sólo grito que llega desde la parcialidad aurinegra: “¡¡¡Gooooool, nos hicieron un goooool!!! ¡¡Vivaaaaa, nos hicieron un gol!!”

–Atento Carlos, atento. Una vez más los inadaptados de siempre, los que apuestan a la violencia, los que no han aprendido nada han aparecido. El juez acaba de suspender el partido. Un parcial de Peñarol festejando el gol tricolor acaba de tirar un chasquibúm y el juez da por terminado el encuentro con la pérdida de puntos para los aurinegros. Una lástima, volvieron los inadaptados de siempre. Veremos cuando se juega el pico de este encuentro que determina quien asciende a la divisional B del Fútbol Uruguayo. Si les siguen sacando puntos creo que no ascienden nunca más.

Nosotros nos vemos el próximo martes en el encuentro por Copa Libertadores de América. Se enfrentan en el Mega-Estadio de Fray Bentos el penta campeón de América “Botnia Fútbol Club” contra Rosario Central de Argentina.

Seguramente con poco público visitante porque como ustedes saben continúan los cortes de ruta en Gualeguaychú.

Hasta entonces.

Marciano Durán

2006 Abril

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *