DEJE AHÍ, D.G.I.

–Buenos días, señor, somos de la D.G.I.

–Buenos días, colega ¿En qué puedo servirlos?

–¿Colega?

–Sí. Soy Daniel García Iturria, D.G.I. Portero de este edificio ¿En qué los puedo servir, señores?

–Estamos preguntando por alquileres.

–Sí, me queda bastante. ¿De cuántos dormitorios necesitan?

–No, señor García, usted no nos entiende. Queremos hacerle preguntas respecto a los alquileres.

–¡Cómo no! Tengo con cochera y sin cochera, tengo con servicio de muc…

–¡No, señor! ¡¡Lo que queremos saber es si usted hace alquileres!!

— Sebastián, vaya hasta la papelería y cómpreme un formulario de alquileres que estos señores quieren quedarse a pasar febrero en el edificio.

–¡¡¡No señooooor!!! Queremos hacerle algunas preguntas.

–¡Y dale con las preguntas! Empiece por favor. Tengo lo que precisan, febrero viene jodido.

–¿Usted no sabe que la norma no le permite efectuar intermediaciones inmobiliarias?

–¡Esa no se la llevo! Un segundo por favor… déjeme hablar con la Gobernanta que está en el 306… Sebastián alcánceme el handy por favor… gracias…. Norma…. Norma … atento Norma…. ¿Usted anda diciendo por ahí que yo no puedo hacer intermediaciones de no sé qué? Norma…atento Norma….

— Usted no me entiende, lo que queremos saber es si está inscripto en el Registro Único de Contribuyentes para realizar actividades gravadas.

–¿Registro Único? No señor, quédese tranquilo que de eso no tenemos nada. Hasta luego.

–¿Cómo “hasta luego”? Señor García, no alcanza con esa respuesta.

–Entonces pregunte más. Y si quiere puede revisar el edificio que no va a encontrar nada. Grabado lo único que tengo son cassetes, pero no sé si es eso lo que están buscando.

–Señor García, lo que estamos viendo es que usted está violando la norma.

–¿Cóóómo dice? ¿Pero cómo se atreve a decir ese disparate en el hall del edificio… tan cerca de la portería?

–Nosotros presumimos que usted está violando la norma.

–¿Cómo que presumen? ¿Están tirando cualquier bolazo o saben algo? ¿Tienen algo grabado?

–No señor, no tenemos ninguna prueba, por eso vinimos a preguntar.

–¡Entonces son unos atrevidos! ¡No les voy a permitir que duden de mí y mucho menos de la Norma!

–Lo que queremos saber es si ha incrementado su patrimonio en los últimos años.

–Me niego a contestar preguntas sobre mi matrimonio y mucho menos tan cerca de la Norma… y de la portería. Y ni sueñe que le voy a contestar si se me ha incrementado algo o no.

–¡¡¡Pa-pa-patrimonioooo!!!

–¡Aaah! ¡Ahora entiendo! Este año en el “Día del Patrimonio” todos los ex ministros, ex directores municipales, inmobiliarios, ex intendentes etc., etc. van a contar cómo hicieron para llegar al “Día del Patrimonio”. ¡¡Claaaaro, arrancaron por los porteros y van a seguir con los demás!!

–¿Tiene vehículo?

–Sí, claro. Tengo un auto del 85 y una moto. Un segundo por favor que me llaman por teléfono…sí…. hola …¿cóóóómo? ¡Es un atropello señor!!! ¡¡Ustedes me habían asegurado amarras por toda la temporada!!…. ¡¡¡Noooo!! No me interesa. Me tienen que ubicar la embarcación sí o sí!! Señor, hable con alguien pero mi embarcación no me la sacan. Son 12 metros de eslora, no ha de ser tan difícil conseguir alguna marina.

–¿Algún problema señor García?

–No, me llamaron del….eh…mi cuñada, me llamó mi cuñada.

–Usted hablaba de marina, de eslora y de embarcación.

–Mi cuñada… Marina…que es una lora y se embarca en cualquier negocio. ¿Qué más quería saber?

–¿Me dijo que solamente tiene un auto del 85?

–Y la avioneta.

–¿La avioneta?

–Tengo un bimotor .

–¿Un bimotor? ¿Cómo lo compró?

–Lo heredé de mi bisabuelo. Un Cessna 340.

–¿De su bisabuelo? No me cierra. No me dan los años.

–Lo que pasa es que él empezó a volar muy tarde… de noche.

–¿Algún otro vehículo?

–Si les cuento que tengo una moto de agua, un Ford Focus tuneado y un globo aerostático no me van a creer, así que anote lo del Fusca nada más.

–¿Tiene otras propiedades, García?

–No tengo ningún apartamento afuera de este edificio.

–¿Así que no tiene apartamentos?

–No dije eso.

–¿Tiene o no tiene?

–306, 403, 906, 1403 y 1907.

–¿Quééé?

–Nada, estaba repasando los apartamentos que están alquilados. Además en la cuenta corriente tengo…

–No nos interesa García, nosotros medimos la riqueza en autos y casas. ¿Qué es ese cartel luminoso que dice “Inmobiliaria La Portería”

–Es…eeeh… es un Cyber Café que pusimos con la patrona.

–Pero dice “Inmobiliaria La Portería”.

–Sí, es un Cyber que se llama “Inmobiliaria La Portería”, yo le pongo el nombre que quiero.

–Vayamos a otro tema, García. La DGI nos ha hospedado en un hotel para poder realizar las inspecciones hasta marzo, pero en realidad nos resulta muy chica la habitación para tantos.

–Hubiera empezado por ahí.

–Nosotros tenemos un presupuesto de 3000 dólares para lo que queda de temporada.

–El 306 puede servirles. El dueño pide 2.800.

–Pero… ¿El 306 no es suyo?

–Bien…el dueño pido 2.800.

–¿Cuál es la inmobiliaria?

–Venga… pase al Cyber.

–¡Estoy deseando que termine el verano, entre que estamos apretados, ganamos poco y extrañamos a la familia! ¡Cómo me gustaría conseguir una portería! Si llega saber de alguna le pido que me avise. Voy hasta el auto a buscar el dinero y ya vengo.

–¿Ese BM es suyo?

–Sí, García.

–¿Usted no me dijo que gana muy poco?

–Sí.

—Entonces no sé si le podré alquilar.

–¿Cómo? ¿Qué tiene que ver?

— Va a tener que hacerme una declaración jurada de bienes e ingresos.

¡¡Sebastiáááán!! ¡¡Traeme el formulario B136 “Patrimonio del Funcionario Público” por favor, que el señor lo va a llenar!!

Disculpe colega, pero tengo que tomar algunas precauciones.

Marciano Durán

2006 Febrero

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *