Discurso de asunción en Intendencia – 27-10-10 (texto, video, imagenes)





Sr. Intendente, uno no debería incluir cuestiones personales en estas circunstancias.

Compañeros directores…uno no debería usar a los medios de prensa para mandar saludos a su esposa o a sus padres.
Uno debería tener la responsabilidad ciudadana suficiente como para no hacer uso de un “cambio de mando” para abrazar a su madre o prometer a sus hijos.

Pero lo hace -compañeros de cultura- lo hace.
Llegados estos momentos tan especiales uno hace todo lo que prometió que no haría jamás.
Porque el amor es más fuerte.

Y no puedo, no debo, ni quiero, dejar de abrazarme en este momento a mi padre y a mi madre, a Mary Carmen mi compañera de toda la vida, a mis hijos, a mis nietos, a mis hermanos y a mis sobrinos.
A mis amigos.
Es impensable, – colegas de la prensa- (nunca se deja de ser periodista) es impensable que lo omita, permítanme por favor este desvío ciudadano.
Denme esta licencia.
Déjenme por favor decirles públicamente a ellos que los quiero, que fueron ellos lo que han permitido estos pasos de gigante que he tenido que dar con estas piernas tan chicas.
Lo lamento, arranco la gestión haciendo cosas que pensé que no iba a hacer.
No parece una buena señal.

Alguien podrá sugerir que hay demasiada emoción para tan pocos días.

Sucede que para nosotros (el plural es familiar) este es un momento inesperado que solo se puede entender si uno mira para atrás y ve los techos de chapas, las pequeñas estaciones del ferrocarril en el medio de la nada, los inviernos duros y los edificios abandonados que nos cobijaron.
Del telégrafo del ferrocarril, de la portería hasta este lugar.

Y por más que este cargo pueda tener la relatividad de una función de pocas horas, permítanme la libertad de leer esta historia desde tres lugares diferentes.

Le juro -Sr Secretario General- que no los voy a cansar.

Quiero que sepan que valoro muchísimo esta jornada, quiero que sepan que si advierten cara de sueños en este ciudadano, no le erran.
Pero si lo ven en singular y advierten cara de sueño, tampoco le erran.
Es que no he dormido desde que el Sr Intendente me convocó para que asumiera este miércoles.
No estoy nervioso, estoy emocionado.
No tengo nervios, tengo certezas, seguridades.
Tengo la firmeza necesaria para que el puesto no me quede grande.
Tengo la convicción y la confianza que nace en nuestros valores.
No hay como errarle.

Créanme que es muy importante para mí este día.

La primera lectura que se me ocurre hacer, es la que habla de la generosidad de un departamento que permite estos sucesos.
Creo que ya lo saben…no es un NYC (nacido y criado) el que está asumiendo en esta jornada.
No he nacido en Maldonado y sin embargo Maldonado permite estas posibilidades.

Siento que de alguna manera represento a todos los que hemos llegado desde distintos lugares de este país… desde distintos lugares del planeta.

Siento que el mensaje que se está dando es clarísimo: se puede, se llega, se accede.

Este pedacito de Uruguay no diferencia a su gente por el lugar en que nació.
No es un mundo aparte.
No solo no los discrimina…los premia.
¡Qué maravilla!
¡Cuántos lugares, cuántas ciudades, cuántos países pueden poner en la entrada un cartel que diga: Acá premiamos a los que llegan!

Sí, es cierto, no somos extraños a este lugar: a Maldonado lo conocimos hace 50 años, acá nos radicamos hace 30, acá nacieron dos de nuestros tres hijos, acá verá la luz en enero nuestro tercer nieto.

Parafraseando al Tola, nosotros no solo hemos elegido este lugar para vivir, básicamente lo hemos elegido para morir.

Soy uno de los miles y miles de trabajadores que llegó a Maldonado con esperanzas, con sueños, con la mochila cargada de amores lejanos.
De alguna manera represento a todos aquellos que dejaron sus ciudades, pero no abandonaron sus sueños.
Y estoy orgulloso de eso.

La segunda lectura que se me ocurre, es el mensaje hacia la interna de mi fuerza política.
Llega hoy al máximo cargo político de este departamento –querido intendente- un militante de base, un frenteamplista independiente.
Y con el respeto que siempre he tenido por cada uno y por todos los compañeros pertenecientes a los partidos y sectores que componen nuestra fuerza política, este ciudadano llega expreso desde el Comité de Base Punta Pueblo, que fundamos en los años difíciles de la dictadura-

Expreso desde el Comité de Base y sin pasar por ninguna estación.
Delegado de mesa en Florida en el año 1971, delegado en Punta del Este en todas las elecciones desde 1980 a la fecha, pero por sobre todas las cosas producto genuino de los comités de Base, tan devaluados últimamente.

Señores tengo una noticia para ustedes, esta fuerza política permite este desafío: pueden llegar a estos lugares de privilegio los que hacen puerta a puerta, los de la pegatina, los delegados de mesa.

Claro que este no es un cargo del Frente Amplio.
Claro que nuestra gestión no sabe diferenciar a colorados de blancos, a frenteamplistas de independientes.
Estas son solamente referencias a nuestro pasado.

Vean…los dos mensajes más emotivos que recibimos hoy son de los directores de Cultura de San José y de Río Negro, pertenecientes al Partido Nacional. Acá está presente el Director de Cultura de Florida (también del Partido Nacional), uno de los correos electrónicos más conmovedor llegó de un ex edil del Partido Colorado.

Y permítanme terminar con una tercera lectura.
Hoy asume como Intendente de Maldonado y por primera vez en la historia de este departamento un Director de Cultura.
A la mañana en conversación con la Gestión Interior del SODRE nos decían que ellos no recordaban a un Director de Cultura accediendo a cualquier intendencia de este país. Que podría haber algún caso, pero que no lo recordaban.

¡Qué mensaje!
¡Qué manera de relativizar los discursos!
¡Qué manera de poner el acento en lo real!
¡Qué manera de ser coherente, Intendente!

El Flaco ha llevado a la práctica su mejor discurso respecto a la cultura.
Eligió a su Director de Cultura para que lo supliera.
Los discursos se desmoronan cuando la realidad es tan fuerte.
Este es un mensaje trascendente.
Les pido que no dejen de leerlo desde esta perspectiva.
La cultura se defiende desde distintos lugares.
Pero el mejor lugar para defenderla no es el discurso, la oratoria o el alegato…el mejor lugar son los hechos mismos.
La realidad es mucho más porfiada que cualquier palabra.
Estas señales, los presupuestos aprobados, los presupuestos ejecutados son señales con una sola lectura.
Me he sentido orgulloso cada vez que asistí en estos meses a encuentros de Directores de Cultura, a foros regionales, a actividades internacionales, me he sentido orgulloso cuando escuché a nuestros visitantes asombrarse una y otra vez, ante el papel que juega la cultura y la educación en este departamento.
Nuestro saludo entonces a todos los compañeros con quienes compartimos esta tarea, nuestra cuadrilla cultural, y en especial nuestro recuerdo emocionado de Leandro Rippa, de Stella Orges, de Juan Ramón Furtado y de José Pablo González, que este año dejaron de acompañarnos físicamente.
Aprovecho también para saludar a todos los funcionarios municipales y el deseo de buena gestión a las nuevas autoridades de ADEOM, nuestra apuesta al mejor relacionamiento, nuestro compromiso para hacerlo efectivo.

Como le dijo hace unos días la queridísima compañera Silvia Pérez: “Vaya tranquilo intendente”.
Y déjenme agregar a las palabras de Silvia, a modo de mensaje final:
Hace tres meses que descubrimos un nuevo amor, el amor a la función pública.
Estamos dejando el alma en ella.
El reloj pasa demasiado rápido cuando estamos en esta tarea. Nos sorprendemos cuando advertimos que marca las 8 o las 9 de la noche y no hemos comido aún. (yo y varios compañeros).
Los domingos a la tarde (los domingos que no tenemos actividad) empezamos a abrir carpetas y a relojear papeles, los correos electrónicos vuelan entre los compañeros y esperamos ansiosamente el lunes para reanudar nuestra tarea.
Estamos entusiasmados y comprometidos con esta gestión.
La disfrutamos.
Con mucha humildad vamos a decir esto:
Hemos llegado con la expectativa cierta de dejar a esta ciudad mejor que como la encontramos, – con todo lo grandilocuente que pueda sonar este concepto, Señor Intendente-
Referencias como usted o como el Sr Presidente hacen más fácil nuestra tarea.
Vaya tranquilo.
Acá queda gente que ama profundamente esta responsabilidad que le dieron.
Vaya tranquilo Intendente …y
¡Viva Maldonado!

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *