Gracias por el fuego

Gracias y disculpas.
Desde la noche del domingo no han parado de llegar mensajes de texto, correos electrónicos y llamadas telefónicas que nos saludan por los resultados de las elecciones.
Ante la imposibilidad de contestarlos (son muchísimos), pido disculpas por no hacerlo y hago uso de este medio para agradecer los mensajes, los saludos y los augurios de buena gestión.

Gracias por tanto afecto (y por tantos votos)

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *