HURACÁN Y BUCEO

–Querido, los niños están prontos, ya tomaron la leche y se pusieron las mochilas, dales un beso que se van a la escuela– dijo mi esposa desde la puerta secándose las manos en el delantal.

–¿Van caminando? –pregunté apoyando la taza de café en la mesa.

–Sí, dice la radio que hay un día espléndido. Yo ya tengo la sombrilla y la heladerita, vamos a aprovechar para ir hasta la parada 24 a tomar sol y ya de paso sacamos al perro. Dale, apurate que se puede nublar.

–¡¡Noooo!!! ¡Paralooooos!!! –grité lo más fuerte que pude– ¿Ya se fueron? ¡Paraloooos! ¡Dice la radio que se viene un huracán!!

–¿Cuál radio?

–¡La que está en la mesita!

–Debe haber un error, la radio de la cocina dice que está precioso.

La crónica seleccionada se encuentra incluida en el segundo libro de Marciano Durán, “Marcianitis Crónica”

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *