Inmorales

-“¡¡Viejo, viejo, despertate, viejooo!! ¡¡Oigo ruidos en el comedor, viejo, despertate!!”-

-“¿Qué hora es?”- pregunté sin abrir los ojos para no desvelarme.

-“Son la tres de la mañana, alguien anda en el comedor”- me dijo mi mujer con una expresión rara, parecía que gritaba en secreto. Gesticulaba como para gritar, abría grande la boca pero solo emitía susurros y palabras en voz muy baja.

-“¿Estás segura?”-

-“Sí…¿serán ladrones viejo?”- me dijo sentándose en la cama.

-“No sé, ¿dejaste la puerta cerrada con llave?”-

-“¡Nooo! ¿Me viste cara de idiota? ¿Te creés que todavía vivo en el año 80 o 90 cuando la gente cerraba las puertas y los ladrones te rompían todo para entrar?.”-

-“Bueeeno…te pregunto por las dudas”-, le dije despacito , -“a veces te olvidás de las cosas”-

-“Nooo, dejé abierto como todas las noches ¿te acordás cuando rompían los vidrios para entrar y te dejaban una tarjetita de la vidriería?”-

-“¡¡Viejo, viejo, despertate, viejooo!! ¡¡Oigo ruidos en el comedor, viejo, despertate!!”-

-“¿Qué hora es?”- pregunté sin abrir los ojos para no desvelarme.

-“Son la tres de la mañana, alguien anda en el comedor”- me dijo mi mujer con una expresión rara, parecía que gritaba en secreto. Gesticulaba como para gritar, abría grande la boca pero solo emitía susurros y palabras en voz muy baja.

-“¿Estás segura?”-

-“Sí…¿serán ladrones viejo?”- me dijo sentándose en la cama.

-“No sé, ¿dejaste la puerta cerrada con llave?”-

-“¡Nooo! ¿Me viste cara de idiota? ¿Te creés que todavía vivo en el año 80 o 90 cuando la gente cerraba las puertas y los ladrones te rompían todo para entrar?.”-

-“Bueeeno…te pregunto por las dudas”-, le dije despacito , -“a veces te olvidás de las cosas”-

-“Nooo, dejé abierto como todas las noches ¿te acordás cuando rompían los vidrios para entrar y te dejaban una tarjetita de la vidriería?”-

-“¡Cómo no me voy a acordar! ¡¡La gente gastaba dinero en alarmas, rejas, postigones y después venían los ladrones y rompían todo para entrar!!. ¿Les dejaste algo de comida?”-

-“Sí viejo, dejé unas milanesas y medio litro de vino, pero… ¿quién será?”-

-“No sé, hace rato que anda revolviendo ¿no será un ladrón de otro barrio no? El “Pelado” no es, porque el “Pelado” siempre se limpia los championes antes de entrar, el ruido que hace es inconfundible.”-

-“Viejo, ¿por qué no te levantás y te fijás?”-

-“¿Estás loca? ¿Vos sabés el frío que hace? Además… ha de ser algún ladrón de los conocidos, el perro ni siquiera ha ladrado.”-

-“¿Cuánto dejaste?”-

-“Dejé 400 pesos y una licuadora·”- dijo mi mujer ahora hablando un poco mas fuerte.

-“Entonces no entiendo por qué no se va de una vez, tendría que alcanzarle con eso. ¿no será algún ladrón de otro lado no?.”-

-“¡No viejo no! El Turco y el Rulo no dejan entrar a nadie a robar a este barrio…. por favor hacé algo!

-“¡¡Quién anda ahíííí!!”- grité desde la cama , ahora sí con algo de nervios.

“¡Somo lo ladrone!”- contestaron desde el comedor.

-“Uuuuh…¡qué alivio!”- dijo mi mujer.

-“¿Quién es?”- pregunté yo.

“-¡El Cacho, don Martínez, soy el Cacho!”-

-“¿Se puede saber por qué no robás de una vez y nos dejás dormir tranquilos? ¡¡Mañana tengo que laburar hermano!! ¿Dónde está la ética viejo?”-

-“¿Etica?¿Etica? ¡¡Atorrante… venííí!!, Levantate Martínez, levantate que yo te voy a dar ética!!¡Preso tendría que mandarte!¡¡ Bandido!!”- me gritó con mucha bronca desde el comedor.

-“¿Estás loco?”- le pregunté ahora enojado yo. –“La semana pasada te dejé los dos cheques por 2.000 pesos como habían pedido”-

-“Vergüenza tendrías que tener. Acá tenés los cheques, ¡¡Fantasma!! ¡¡Me dejaste un cheque del Comercial y otro del Montevideo, levantate inmoral que te rompo la cara.!!

“¡¡Ya no hay decencia Martínez, ya no hay decencia!!”-.

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *