MALDONADO ES UN MERENGUE

-Buen día doctor, le traje a mi marido como habíamos quedado- le dijo mi tía algo nerviosa al siquiatra. El tipo me miró pensando que el marido era yo así que me apuré a aclararle:

– Yo soy el sobrino señor. El marido –o sea mi tío- está en la sala de espera…y si quiere un consejo, no se demore mucho en atenderlo porque yo no me hago cargo de lo que esté haciendo.

-No se haga problema jovencito, hace muchos años que me dedico a esto ¿está medicado en este momento?

-No -dijo mi tía- la pastilla le toca en un par de horas.

-Cuéntenme por favor qué cosas raras ha hecho últimamente- nos dijo el siquiatra con una voz que transmitía seguridad.

La crónica seleccionada se encuentra incluida en el segundo libro de Marciano Durán, “Marcianitis Crónica”

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *