MI MUJER NO ME ENTIENDE

No me entendés mi amor. No me entendés o no querés entenderme. Cuando te ponés porfiada te parecés a tu madre.

-No metas a mamá en esto. Explícamelo mejor y por ahí te entiendo.

-A ver… ¿Yo he sido solidario en otras oportunidades?

-Sí… ¿Y qué tiene que ver?

-¿Yo me la jugué por los compañeros cuando trabajaba en la Intendencia y les bajaron el sueldo?

-Sí, te la jugaste Alberto.

-¿Yo entré con la marcha de los trabajadores a Punta del Este?

-Sí mi amor, entraste… pero ¿qué tiene que ver?

-¿Entré con los jubilados? ¿Fui a los actos del Primero de Mayo? ¿ Defendí el tema del agua? ¿Me la jugué por los muchachos del Sunca?

-Sí viejo, pero no tiene nada que ver.

-¡¡¡¿¿Cóóóóómo??!!! ¿Cómo que no tiene nada que ver? Está en peligro una fuente de trabajos, hay gente que no sabe si podrá seguir en su puesto laboral, y vos decís que no tiene nada que ver. Me voy… me voy para allá, para demostrar que soy solidario, pero solidario siempre.

-Pero esto es distinto Alberto, esto es un prostíbulo.

La crónica seleccionada se encuentra incluida en el segundo libro de Marciano Durán, “Marcianitis Crónica”

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *