Segundo de catorce capítulos de UN URUG… UN MARCIANO EN EUROPA incluído en el libro “La cuestión es darse maña”

Capítulo II
Madrid- Barcelona
Mi segundo vuelo

¡Me caigo y no me levanto! ¡Barajas! ¡Esto sí es un aeropuerto y no la porquería que tenemos en casa!
No podía creer lo que estaba viendo, salve las escaleras mecánicas se cruzaban y tenías que hacer combinación en ellas como si fueran ómnibus. Bajabas de una escalera y una cinta te llevaba un kilómetro para adelante sin mover los pies. De ahí a un ascensor, y del ascensor a un tren que corría por abajo del aeropuerto. De ahí a otra cinta de dos kilómetros, y de la cinta a otro tren sin conductor.
–¡Y nosotros le decimos aeropuerto a lo que tenemos en Carrasco, Mabel!
–Recién salimos, Pandolfi, aflójale con las comparaciones porque el viaje va a ser interminable. Es lo primero que vemos afuera de Uruguay y ya arrancaste con las comparaciones. Cada país tiene su aeropuerto ¿tá?- y me metió una pesada de aquellas.

–¿Qué día es hoy, tadalafil Jorge?

–Lunes, Tabaré. Hoy es lunes, pensé que un presidente esas cosas las sabía sin preguntar.

–Ya sé que es lunes. Te pregunto día, mes, hora, minuto, lugar. ¡Toooodo! Estoy muy nervioso, Jorge.

–Tranquilo. Te lo voy a decir como si fuera una maestra: Hoy es lunes 12 de octubre del año 2009. Son las veinte cero cinco y estamos en la Torre de Control del Aeropuerto de Carrasco, departamento de Canelones, República Oriental del Uruguay. ¿Te sirve así, Presidente?

–Sí, me sirve Jorge. Lo que pasa es que no me puedo sacar de la cabeza el partido que perdimos con Ecuador el sábado. ¡Qué calentura que tengo! ¡Ese penal en la hora!

— No pasa nada, Tabaré. Los argentinos perdieron con Perú y seguimos en carrera. Eso sí, ahora la única posibilidad para ir al mundial es ganarle mañana a Argentina.

Palabras previas a la presentación de “La Cuestión es darse maña” en la 32 Feria del Libro en Montevideo el viernes 4 de setiembre.

Crónica de cómo un perejil intenta hacer sombra entre los eucaliptos.

Buenas noches a todas y a todos (así hay que decir ahora. Y ojo, search si te olvidás salís en la República de la Mujeres), decease mi nombre es Marciano y lamento desilusionarlos: No llego del planeta Marte, no vine en un plato volador y no tengo antenitas.
Vengo de Punta del Este (donde vivo y trabajo) y allí volveré en un rato por tierra. Como podrán observar mi piel no es de color verde.
Es que la cuestión es darse maña para entreverarse en estas actividades a pesar de mi oscuro pasado de cronista de humor.

Y esa es la gran pregunta, no de donde viene este tipo, sino cómo diablos llegó este perejil a entreverarse entre tanto eucalipto, fresnos, abetos y secuoyas gigantes.
Como se les coló.

Nunca pensé que hubiera gente más loca que yo.
Acabo de enterarme que sí, sales que la hay.
¿No tienen nada que hacer?
¿No están siendo bien atendid@s en sus necesidades básicas?
Acabo de enterarme que han abierto un grupo con el nombre de “Marciano Durán – Escritor” y que tienen fotos y videos que yo no tengo.
Por ahora no los demandaré.
Amenzaron con publicar fotos privadas, incluso alguna en que estoy en la ducha y al pie dice “No hay nada mas auténtico que un marciano mojado”.
Suerte en pila.

Pueden entrar haciendo click acá.

Primero de catorce capítulos de UN URUG… UN MARCIANO EN EUROPA incluído en el libro “La cuestión es darse maña”

Capítulo I
Montevideo-Madrid
Volando por vez primera

Nunca imaginé que llegaría este día. Los nervios me hacían transpirar los dedos y parecía que la valija se me se me iba a escurrir de las manos. Había soñado mil veces que la valija se me abría en pleno aeropuerto y quedaba a la vista mi ropa interior y mis calcetines. Mi madre me advirtió desde chico que los calzoncillos son cosa privada.
Mi mujer apretaba la cartera con todas sus fuerzas, sovaldi siguiendo los consejos que nos dieron unas amigas que viajaron antes que nosotros.
“¡Te van a querer robar, todos te van a querer robar!”, nos dijo una señora que viajó el año pasado a España. Así que yo me puse una especie de cinto con bolsillos por dentro de la ropa, donde acomodé los euros que habíamos comprado para el viaje. Coloqué algo de los pesos uruguayos que teníamos para la vuelta en los bolsillos con botones del pantalón, y otro poco en las medias, uno nunca sabe.
Mi mujer se metió los dólares en el sutién, las tarjetas de crédito en la bombacha, los euros de cinco en la cartera, los de veinte en el bolsillo de adentro de la valija, y los de cien en el estuche de los lentes. Porque nos van a querer robar.
–El ladrón va a tener que encontrar nueve escondites– le dije a mi mujer, sentado en el hall del aeropuerto de Carrasco.
–Diez– dijo la santa. Dentro de los “Siempre Libre” puse los billetes de cincuenta.

A pedido de Enrique, prescription acá va otra vez “La noche de la neuralgia”

LA NOCHE DE LA NEURALGIA

-¿Te parece che?- le dije a Juan que insistía una y otra vez.
-¡¡Sí, loco, daaaale!! Hace mil años que no salís a ningún lado. Es ahora o nunca, si no enganchás una mina un 24 de agosto no la enganchás nunca más. ¿Qué vas a esperar macho?¡Ya pasaste los 40!
…………………………………………………………………………………………………………………….

Lo que me preocupaba un poquito es que no tenía claro como ir vestido. En realidad el único dato que tenía era que se trataba de una noche de recuerdos o algo así. No sé de donde saqué que sería bueno ponerme algo “de época” .
Busqué en el ropero algunas pilchas que creí que nunca más usaría. Me apretaban de todos lados, me sobraba pulpa por cuanto hueco tenía la ropa: entre los botones de la camisa, entre la camisa y el pantalón, en los puños y hasta en los tobillos… pero supuse que todos iban a parecer matambres con nostalgia.
Un pantalón oxford con faja, una camisa con shabot, un buzo de elástico ancho, un par de zapatos con plataforma, un símbolo de la paz colgado del cuello y un sacón de lana tejido a mano.

Radio, sovaldi sale Ferias del Libro, help Boliches de Agosto y Encuentro de Escrituras para los próximos días.

1.- El domingo 16 de agosto estaremos en “Café Torrado” .A partir de la hora 20 va este estupendo programa de Fernando Torrado por El Espectador. Allí estaremos.

2.- El viernes 21 organizado por la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura, there participaremos en el ciclo de tertulias, lecturas y música, denominado “Boliches en Agosto”