UN DIA CON MI NIETA

Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad (Agarrate Catalina)

-Mañana te dejo a tu nieta por un rato -dijo muy suelta de lengua mi hija.

Y me lo dijo así, como si yo hubiera parido una nieta y me la vinieran a devolver.

No es que me moleste, más bien me muero por ella pero… ¿así?…¿cómo si yo hubiera abandonado a algún niño en una canasta?

Me la trajo tempranito envuelta en camperas, bufandas, guantes, gorras y todas esas cosas que les ponen las madres a nuestros nietos y que nosotros les poníamos a ellas y ahora nos damos cuenta de que era un disparate. No hay como cambiar de lugar de mostrador para avivarse de algunas cosas.

-No me le des chicles que el dentista lo pago yo, ni Coca Cola, nada con colorante, fijate la fecha de vencimiento de lo que le das, que no se desabrigue que acá adentro está muy frío, si ves que transpira sacale el gorro, que no coma chupetines porque se ensucia y con esta lluvia no se me seca la ropa con nada, si van a salir, tapale bien la boca, si se aburre, en la mochila trajo unos jueguitos para el playestation- dijo cerrando la puerta y continuó dando órdenes por el pasillo.

Continuar leyendo “UN DIA CON MI NIETA”

Yo soy amigo del Flaco

No está mal el trabajo que conseguí: ¡¡¡Portero del intendente nuevo!!!

¡Quién se hubiera imaginado que podría estar acá en El Campanario!

¡¡¡Si me viera mi mujer!!!

Ta’ bueno el trabajo… un poco complicado pero lindo. Hoy por ejemplo fue un día difícil. A eso de las ocho se me aparecieron un par de muchachos de mameluco, escalera, rodillo y bandeja. Como bobeando se pusieron a pintar el pasamanos y la mesita donde yo tengo los papeles. Cuando quise acordar intentaron colarse.

-¿Precisan algo?- les pregunté, porque me dieron orden de no dejar pasar a nadie.

-Sí, somos amigos del Flaco. Nosotros pintamos mucho con él –dijo el de gorro de papel.

-¿Qué pintaron?- pregunté arriesgando una respuesta jodida.

-El Tanque, el Tanque de Agua de la plaza de Punta del Este- contestó sin dudar el de bigotito.

Continuar leyendo “Yo soy amigo del Flaco”

MI MUJER NO ME ENTIENDE

No me entendés mi amor. No me entendés o no querés entenderme. Cuando te ponés porfiada te parecés a tu madre.

-No metas a mamá en esto. Explícamelo mejor y por ahí te entiendo.

-A ver… ¿Yo he sido solidario en otras oportunidades?

-Sí… ¿Y qué tiene que ver?

-¿Yo me la jugué por los compañeros cuando trabajaba en la Intendencia y les bajaron el sueldo?

-Sí, te la jugaste Alberto.

-¿Yo entré con la marcha de los trabajadores a Punta del Este?

-Sí mi amor, entraste… pero ¿qué tiene que ver?

-¿Entré con los jubilados? ¿Fui a los actos del Primero de Mayo? ¿ Defendí el tema del agua? ¿Me la jugué por los muchachos del Sunca?

-Sí viejo, pero no tiene nada que ver.

-¡¡¡¿¿Cóóóóómo??!!! ¿Cómo que no tiene nada que ver? Está en peligro una fuente de trabajos, hay gente que no sabe si podrá seguir en su puesto laboral, y vos decís que no tiene nada que ver. Me voy… me voy para allá, para demostrar que soy solidario, pero solidario siempre.

-Pero esto es distinto Alberto, esto es un prostíbulo.

Continuar leyendo “MI MUJER NO ME ENTIENDE”

¿Falta mucho?

-¡Viejo!- gritó mi mujer desde algún lugar de la casa.

-¡¡¡Viejoooooo!!! ¡Rápido! ¡Vení! ¡Hay un tipo en el baño!- volvió a gritar con voz desesperada.

Corrí lo más rápido que pude. Cuando llegué mi mujer estaba con la espalda contra la pared, junto a la puerta cerrada del baño. Su brazo derecho colgaba a un lado, la mano izquierda abierta en el pecho parecía tratar de contener su corazón, la respiración entrecortada y los ojos a punto de estallar.

-¿Qué pasó Marisol?

-A-a-a-a..den…tro….hay… un…ti-ti-ti…po… A-a-a-a…dentro… del… ba-ba-ba…ño. -dijo como pudo mi mujer.

-Tranquila, mi amor- le dije despacito, casi en secreto.

Me puse el dedo índice delante de mis labios indicándole que no hiciera ningún ruido.

-Tranquila- le dije aún más bajo – Respirá y contame- le susurré -¿Qué viste?

-Hay…un….un….tipo…en….el… ba-ba-ba…ño.

Nos alejamos en puntas de pies. Marisol volvió con una cuchilla y yo con un lampazo. Nos encontramos en la puerta del baño, Marisol miró mi lampazo con desencanto. Bajé el picaporte en cámara lenta y empujé con fuerza la puerta hacia adentro

– ¡Es Antía!- dijo Marisol -¡Es Antía haciendo pichí en nuestro baño!-

Continuar leyendo “¿Falta mucho?”

EL PAPA URUGUAYO

-Buen día, señor. ¿Ya dijeron quién es el Papa nuevo?

-¡¡Que no!! ¡Que no lo han dicho! Hemos visto el humo blanco, eso sí. ¡Que hemos venido de España a verlo y hace tres horas que aguardamos! Vea chaval, hay más de 100.000 fieles en la Plaza de San Pedro y nada… ni se abre la ventana.

-¡Ahí, ahí salió gente por el balcón! ¡Escuchá gallego escuchá!

-Habemus Papam, el próximo Papa es……..¡¡Tabaré I!!

-¡¡¡Uruguay nomá!!! ¡¡Uruguay que no ni no!!! ¡¡¡SOOOOOY DEL PAPA, SOY DEL PAPA, DEL PAPA SOY YOOOO!!!!

-¡Hombre tranquilícese, que me está golpeando con la bandera! Escuche, escuche que sigue hablando.

Continuar leyendo “EL PAPA URUGUAYO”

EXTRAÑA TEORIA SOBRE LOS NOMBRES QUE LLEVAMOS LOS URUGUAYOS

Cuando yo era chico los más viejos de mi barrio se llamaban Nepomuceno, Cipriano y Bonifacio. Los colchoneros, los hojalateros y los afiladores tenían nombres como Casimiro, Nicasio y Epifanio.

En cambio nosotros, los niños de mi cuadra, nos llamábamos Mario, Jorge, Eduardo, Gustavo, Daniel y Juan.

Las abuelas también se llamaban distinto: Clotilde, Josefa y Adela.

Las que curaban el empacho o vendían leche cruda eran Aurora, Ofelia y Amalia.

Las que barrían todo el día la vereda también tenían nombres de vieja: Odilia, Justa y Brígida. Y a nosotros nos parecía bien.

Continuar leyendo “EXTRAÑA TEORIA SOBRE LOS NOMBRES QUE LLEVAMOS LOS URUGUAYOS”

A VOS TE HABLO

Esta vez y por primera vez, te escribo a vos.

Tengo un mensaje importante que está destinado sólo a vos.

Sí…al que está leyendo.

A ver si nos entendemos ¿Cuántos están leyendo esto en este momento?

¿Ves a alguien atrás tuyo leyendo por arriba de tu hombro?

¿Entonces?

Te estoy escribiendo especialmente a vos… al que está mirando en este momento el monitor, sentado, el que tiene el mouse en la mano derecha.

Continuar leyendo “A VOS TE HABLO”

EL OTRO DIA FUI A LAS TERMAS

La que insistió con ir fue mi esposa; yo estaba más bien para descansar en casa, pero mi mujer me llenó tanto… que al final me convenció.

-“Es una excusión que organizan los papás de los compañeritos del nene, salimos en un ómnibus el viernes temprano y el domingo estamos de vuelta ¡Daaaaale!”

-“Dejame pensar, tendría que arreglar en el trabajo”

-“¿Sabés quién nos invitó? Los papás de Betina.”

-“¡Aaah! La mamá de Betina… digo… los padres de Betina…se… podríamos ir.”

Y me preparé el bolso, la matera, un libro para el viaje, la malla….¡la maaalla!… seguro que la mamá de Betina va a ir con un bikini chiquito violeta y seguro que …”

Continuar leyendo “EL OTRO DIA FUI A LAS TERMAS”

LINDO HABERLO VIVIDO…

Hoy a la mañana quería seguir durmiendo.

Desde la cama escuché a papá que decía algo de la lluvia.

Me di media vuelta y me tapé con la cobija hasta las orejas.

La lluvia golpeaba el techo de chapas y yo imaginaba los charcos en mi patio de tierra.

-“Vamos –dijo mamá- el Tody está servido” y me dio un beso en un pedacito de cabeza que apenas asomaba.

Papá prendió la radio y la misma voz de todas las mañanas me gritó: “¡Vaaamos, despierta cantandoooo, levanta la cabezaaaa, sonríe con simpatía, saluda al nuevo díaaaaa!!”

Todas las mañanas, un viejo que se llama Carrizo y otro que no sé como se llama, golpean latas, gritan, hacen chistes y papá y mamá se ríen mientras toman los primeros mates.

Continuar leyendo “LINDO HABERLO VIVIDO…”

LA CASA TOMADA

-¡¡¡Merceeeeedes!!! ¡Están golpeando, abrí vos por favor que yo estoy arreglando estos papeles!

-¡No puedo Jorge! ¡Me estoy tiñendo el bigote! ¿No podés ir vos?

-¡Uuufa!! Ya voy. ¡Vaaaa! ¡¡Ya voy!! …..Buen día señora ¿Qué deseaba?

-Buen día señor, mi nombre es María Auxiliadora y aquel que está cerrando el portoncito es Vázquez, mi esposo… ese… el que viene con la valija grande. Somos los inquilinos nuevos.

-¿Cómo? Ppppero…ehh…¿no podrán venir en unos días?… ni siquiera hemos juntado la ropa. ¿Trajeron algún contrato para mostrarnos?

-Sí, señor, mucho gusto, yo soy Vázquez, efectivamente… mire… acá tenemos el contrato de alquiler… vea. Acá…dice que alquilamos hasta el 2009 ¿Ustedes no sabían que tenían que irse?

Continuar leyendo “LA CASA TOMADA”