Por qué volví a quedar afuera

¿Nunca te sacaste un gato de arriba? ¿Nunca metiste un gato en una bolsa y lo tiraste a 10 kilómetros de tu casa para que no pudiera volver?
¿Nunca volviste a tu casa y cuando te frotabas las manos en señal de tarea cumplida escuchaste un ruido en el zaguán, miraste y era el gato que llegaba de vuelta casi tan rápido como vos?
Bueno….yo soy el gato.

………………………………………………………………………………………………..

–Si no te han llamado, no te van a llamar. Ya nombraron a todos los directores– dijo mi mujer tratando de convencerme.
–Yo por las dudas voy a ir. Nunca se sabe.
Y me preparé la ropa para ir al quinto piso a ver el cambio de mando.

La crónica seleccionada se encuentra incluida en el segundo libro de Marciano Durán, “Marcianitis Crónica”

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *