URUGUAY DE LA NOSTALGIA

Hay que aguzar el ingenio.

Hay que uruguayizar aún más a este país.

Cuando un tipo pone una vidriería y le va bien, hay que ir corriendo a ponerle otra al lado, y otra y otra… hasta que quiebren.

Cuando un tipo vende pasteles y tortas fritas, hay que salir a vender tortas fritas y pasteles hasta dejarlos fritos.

Cuando un tipo vende hongos o piñas en la ruta, todos tienen que ir a vender hongos y piñas a su lado hasta que nadie venda nada.

Las buenas ideas hay que explotarlas al mango.

Hay que explotarlas…o hacerlas explotar

La crónica seleccionada se encuentra incluida en el segundo libro de Marciano Durán, “Marcianitis Crónica”

CategoríasSin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *